Masaje Relajante

La función básica y principal del masaje relajante como su nombre indica es relajar, no tratar un dolor, aunque indirectamente provoquen mejoría en problemas musculares leves:

Ayuda a personas estresadas.
Alivia a quien esté padeciendo un proceso de ansiedad.
El contacto que proporciona un masaje relajante también es muy beneficioso para personas con depresión.
Para las personas que pasan muchas horas sentadas o de pie y puedan tener problemas leves de circulación o retención de líquidos, ya que los pases estimulan estas cuestiones.
Si se aprende lo básico y protocolos para hacerlo en casa, mejora la comunicación con la pareja y la relación en general.
Ayuda a aliviar dolores musculares leves como lumbalgias, cervialgias, etc.